Relaciones interespecíficas

¿Qué relación puede existir entre una tarántula y un sapo? ¿y entre un lagarto y un escorpión? ¿Cómo se las arregla una planta para sobrevivir sin raíces? ¿Son las plantas siempre las víctimas de los insectos? A veces la Naturaleza no es nada previsible…

Estoy al tanto de que en clase has estudiado que la estructura de los ecosistemas se teje mediante una compleja red de interrelaciones entre los elementos que los componen. Estas relaciones pueden establecerse entre elementos del biotopo y la biocenosis, pero quizá las que más nos llaman la atención son las relaciones que tienen lugar entre especies de seres vivos diferentes (relaciones interespecíficas). Las posibilidades son casi interminables y la Naturaleza parece saber cómo sorprendernos.

Las relaciones interespecíficas forman parte del delicado equilibrio de los ecosistemas y son un exponente de la complejidad que puede alcanzar el fenómeno de la vida en nuestro planeta y, una vez más, de los sorprendentes logros de la evolución biológica a lo largo de millones de años. Por eso y porque sé que te gusta sorprenderte con imágenes de este tipo, te dejo unos cuantos videos para que los disfrutes y, de paso descubras las curiosas relaciones interespecíficas entre una tarántula y un sapo, un lagarto y un escorpión, una ortiga y otra pequeña planta y entre los insectos y una curiosa planta llamada Drosera.