Almacenamiento subterráneo de gas y seísmos

Plataforma de extracción-inyección de gas del complejo Castor, a unos 22 km de la costa de Vinaròs.

En los últimos días, los numerosos movimientos sísmicos producidos en la zona costera del Golfo de Valencia han despertado la preocupación y también el enojo de los habitantes de la zona. Enojo porque se sospecha que los terremotos están relacionados con la mano del hombre. En el punto de mira está una instalanción colosal bautizada con el nombre de “Castor” destinada a almacenar cerca de 2000 millones de metros cúbicos de gas, el mayor almacén de gas submarino en España.

Sigue leyendo

Anuncios

Terremotos en Torreperogil: zonas sísmicas de Andalucía

Panorámica de Torreperogil, Jaén (España) (Fuente: http://webjaen.wordpress.com)

Panorámica de Torreperogil, Jaén (España) (Fuente: http://webjaen.wordpress.com)

Que tengan lugar movimientos sísmicos en el sureste de España no es ninguna noticia. La historia geológica de la zona oriental de Andalucía y Murcia ha hecho que estas regiones estén surcadas por numerosas fallas responsables de un considerable grado de actividad sísmica. Lo que ya no es tan habitual es que en una pequeña zona de esta región se concentren más de 1.700 seísmos en apenas unos meses (desde el 20 de octubre de 2012 hasta el 10 de febrero de 2013). Aunque la magnitud de los mismos no ha superado la magnitud 4.3  y sólo una parte de ellos hayan sido sentidos por la población (unos 160), la perseverancia de esta serie de temblores tiene preocupados a todos los habitantes de la zona. (continuar leyendo)…

Zonas sísmicas de México: claves para los terremotos de 2012 y 2013

Daños provocados por el terremoto de Ometepec, el 20 de marzo de 2012

(Última actualización: 22/04/2013) Desde el terremoto Ometepec en México el 20 de marzo de 2012 con magnitud 7,2 en la escala Richter, la preocupación por este tipo de fenómenos naturales volvió a crecer en México en el año anterior. La frecuencia de seísmos en México durante los últimos meses ha favorecido todo tipo de rumores e hipótesis alternativas en los que se citan  meteoritos, tormentas solares o armas estratégicas. Quizás los mecanismos naturales ya conocidos sean suficientes para explicar estos fenómenos. (Continuar leyendo…)

Geología de Islandia: Una dorsal océanica “hiperactiva”

El profesor McManus en Gullfoss (Islandia). Gullfoss es la catarata más famosa del país, en la que las aguas del río Hvítá se precipitan de forma espectacular en un profundo cañón de unos km de recorrido.

Uno de mis lugares favoritos de todo el planeta es, sin duda, Islandia. Allí, el calor interno de la Tierra consigue asomarse al exterior del planeta  y  el contrate con el gélido aliento del frío clima que reina en la región origina paisajes de una belleza espectacular que no puede dejar indiferente a nadie. Visitar determinados parajes de Islandia produce la sensación de haber viajado a un planeta diferente, o quizáz a un lugar mitológico. Todo se debe a la particular posición geográfica de este país en mitad del Océano Atlántico. Su latitud (comprendida entre los 63º y 66º Norte) le proporciona un clima muy frío, pero lo más interesante es su geología, única en la Tierra por la intensidad con la que la energía interna del planeta se manifiesta en su superficie.

Esta particular naturaleza, convierte a Islandia en una impresionante colección de volcanes, fuentes de aguas termales, geíseres, por una parte, mezclados con espectaculares paisajes árticos surcados por glaciares. Cerca de Reykiavik, su capital, situada en el extremo suroeste de la isla, existe una región bien conocida por los turistas a los que, como a mí, les gusta la Naturaleza. Se la llama círculo dorado y en ella se pueden admirar varios de los fenómenos geológicos más espectaculares del país (y del mundo) debido a que en esta región se concentran un fragmento de dorsal océanica y un cinturón volcánico conectados entre sí por grandes fracturas o fallas. Observa el siguiente video sobre el géiser Strokkur y alrededores (el más famoso del país).

Y aquí tienes otro sobre el volcán Eyjafjallajökull que trajo de cabeza a la aviación europea debido a la gran cantidad de cenizas que emitió durante su erupción de 2010 ( y a los presentadores de TV del momento intentando pronunciar su nombre…).

¿Quieres saber más? ¡Excelente! Empecemos recordando cosas que probablemente ya conoces. Seguramente has estudiado que las dorsales oceánicas son anchas y prolongadas cordillera submarinas que recorren sumergidas los fondos de los océanos de un extremo a otro. El Océano Atlántico tiene su propia cordillera oceánica: la dorsal mesoatlántica. Seguro que también sabes que las dorsales oceánicas son regiones geológicamente muy activas. Bajo ellas, se producen lentos movimientos ascendetes y divergentes de rocas que estiran la litosfera, la agrietan y permiten la salida de magma al exterior, que al enfriarse y solidificarse da lugar a nuevas rocas. De esta forma, las grietas producidas se rellenan una y otra vez conforme la zona se va estirando y ensanchando. Es decir,  las dorsales océanicas son los lugares en los que se forman nuevas rocas del fondo, conforme el océano se ensancha. A este proceso se le llama expansión océanica. En realidad puede decirse que las dorsales oceánicas son el “abombamiento” producido en la litosfera oceánica como consecuencia de las fuerzas y los movimientos de materiales que se producen bajo ellas.

Localización geográfica de Islandia.

Islandia está localizada, precisamente, en el recorrido de la dorsal mesoatlántica, de forma que podría considerarse  un fragmento de ella que sobresale por encima del nivel del mar. Sin embargo, es algo más complejo  que eso. Plantéate lo siguiente: Si las dorsales oceánicas nunca alcanzan suficiente altura como para superar el nivel del mar, ¿qué hace que en la región islandesa sí ocurra este fenómeno? Islandia no es un fragmento de dorsal cualquiera. La cantidad de magma acumulada durante millones de años es mucho mayor en cualquier otra zona equivalente del planeta. Tanta actividad magmática hace que la litosfera oceánica que forma Islandia sea mucho más gruesa de lo habitual, formando una gigantesca plataforma de rocas basálticas en la que Islandia es sólo la porción emergida. Para explicar una actividad tan intensa no basta con una simple dorsal oeánica. Es necesario otro protagonista.

El modelo de pluma mantélica

La explicación “clásica” para la formación de Islandia considera que también intervino otro fenómeno excepcional que hizo su aparición mucho antes que la isla y en un punto bastante alejado de su localización actual. Te he preparado unos dibujos que espero te ayuden a entender mejor el proceso.

Hace unos 65-70 millones de años, bajo el borde Oeste de la masa continental de Groenlandia (en aquel entonces, aún unida a Europa), ocurría este singular fenómeno geológico: una pluma mantélica. Las plumas mantélicas son movimientos ascendentes de materiales  que se originan en la zona  limítrofe entre el manto y el núcleo externo. La corriente ascendente recorre los 2900 km que la separan de las  superficie y presiona desde abajo, provocando un empuje y calor suficiente para provocar la salida de magma al exterior. A las zonas de la superficie terrestre a las que llegan las plumas mantélicas se las llama puntos calientes. Las plumas mantélicas suelen mantener su posición durante muchos millones de años. Por el contrario, las placas litosféricas sufren procesos de formación y destrucción que conllevan el movimiento y reoganización de las masas continentales. Esto hace que el punto caliente se desplace a lo largo de la dirección de movimiento de las placas.

Así ocurrió en el caso de la pluma mantélica de Groenlandia.  Las masas continentales de Norteamérica, Groenlandia y Europa se fueron desplazando lentamente hacia el Oeste, provocando que la posición relativa de la pluma mantélica fuese cambiando.

Cuando hace unos 55-50 millones de años, el océano Atlántico comenzó a abrirse en esta región del Norte gracias a la  formación de una dorsal oceánica (la dorsal de Aegir) y la  expansión asociada (ten en cuenta que en el hemisferio Sur la expansión del O. Atlántico empezó a producirse muchos millones de años antes), la pluma mantélica ya estaba “acercándose” al borde Este de Groenlandia (En realidad era Groenlandia la que se deslizaba sobre la pluma).

Más tarde,  hace unos 35 millones de años, Groenlandia terminó de rebasar la pluma mantélica. Situada ya en el borde Este de Groenlandia y libre de la masa continental,  la actividad de la pluma mantélica se hizo más influyente en la superficie.  Varios científicos defienden que su influencia en la actividad geológica  del Atlántico Norte fue entonces tan intensa que provocó la formación de una nueva zona dorsal y zona de expansión en el océano atlántico.

Hace unos 22 millones de años, la pluma mantélica se sitúa ya muy próxima a la dorsal mesoatlántica. Los científicos creen que la gran cantidad de energía que producía fue la que hace que la producción de magma de la zona se multiplicara. La actividad eruptiva se intensificó y dio lugar a una gran plataforma de rocas basálticas. La corteza de esta región comenzó a aumentar de espesor mucho más que la de zonas circundantes, formando una gran plataforma submarina en mitad de la dorsal oceánica. El 30% de la plataforma consiguió sobresalir sobre el nivel del mar y es a lo que actualmente llamamos Islandia.

Actualmente se calcula que la pluma mantélica se sitúa bajo la mitad Este de Islandia, proporcionando un suplemento de energía a las cámaras magmáticas asociadas a la expansión oceánica que existen en la zona. Podríamos decir que Islandia es una zona de la dorsal mesoatlántica hiperactiva.

Mapa geológico de Islandia. Modificado de http://geologiamarinha.blogspot.com

Nuevos modelos

Hasta hace unos 12 años, esta historia que acabo de contarte era la explicación comúnmente aceptada para la formación de Islandia. Sin embargo, en la última década, varios grupos de científicos han cuestionado el modelo de la pluma mantélica y han propuesto otras explicaciones. Para empezar, según estos científicos, hay datos que no encajan: Las últimas estimaciones de temperatura bajo Islandia y de las lavas expulsadas no son tan altas como cabría esperar de la existencia de una pluma mantélica bajo la isla. La composición de rocas de Islandia es similar a la de otras zonas próximas a la dorsal y, en particular, no se observan cristales de picrita, un mineral característico de temperaturas muy altas que suele aparecer en zonas de puntos calientes. Tampoco se aprecia  claramente la “ruta de migración” del punto caliente asociado a la pluma mantélica, como sí ocurre en otros ejemplos identificados, como el de Hawaii.

Por todas estas razones, estos científicos dudan de que exista realmente una pluma mantélica en las inmediaciones de Islandia, o que si existe, su influencia debe ser poco importante. Claro que ello implica que hay que buscar otra explicación para la intensa actividad magmática de esta zona de la dorsal atlántica, de la cual no cabe duda. Estos científicos proponen otras hipótesis. Una de ellas es que la zona islandesa de la dorsal atlántica podría cruzar con una antigua zona de subducción (la llamada sutura caledónica) donde hace unos 400 millones de años, masas continentales se acercaban para formar la Pangea. Aunque la subducción cesó mucho antes de que se formara Islandia, la zona podría haber quedado enriquecida con rocas superficiales gracias a este proceso. La fusión de estas rocas superficiales es más fácil que la de rocas más profundas. Por eso, cuando millones de años más tarde se formó la dorsal oceánica, la actividad eruptiva en la zona de cruce entre la dorsal y la antigua línea de subducción se vio facilitada y pudo ser mucho más intensa que en otras zonas de la dorsal. Claro que  la composición de las rocas de Islandia tampoco muestra restos de componentes de rocas superficiales, así que por el momento no es más que otra hipótesis.

En definitiva, la geología de islandia sigue ofreciendo algunos misterios coo los que sugieren sus paisajes, auqnue estoy seguro de que te habrás hecho una idea de este lugar tan singular en el mundo. Por eso, me atrevo a proponerte algunas preguntas sencillas para que me des tu opinión:

1. ¿Por qué piensas que son tan jóvenes las rocas de Islandia, en compración con las de otros lugares del mundo?

2. ¿Crees que es frecuente que sean tan abundantes las rocas basálticas en un país?

3. ¿Cómo crees que evolucionará la geografía de islandia en los próximos millones de años?

Espero tus respuestas

Ondas sísmicas: explorando el interior de la Tierra

Sismograma

Indudablemente, los terremotos se encuentan entre las peores catástrofes naturales que pueden ocurrir, así que no es raro que las ondas sísmicas tengan, de entrada, “mala prensa”. Sin embargo, no todas las ondas sísmicas son dañinas. Muchas de ellas no poseen intensidad suficiente para producir daños y, al ser capaces de atravesar toda la Tierra, nos traen hasta la superficie información de los lugares más profundos e inalcanzables.

Claro que las ondas sísmicas no son muy parlanchinas, así que los científicos han debido ingeniárselas para aprender a desvelar la información que esconden. A continuación te dejo una sencilla presentación multimedia con anotaciones, que te puede servir de ayuda para conocer las generalidades de este tema.

Erupción volcánica en El Hierro

(Actualización 02/11/2011) El Hierro es la más pequeña de las islas principales que forman el archipiélago de las Islas Canarias. También es la isla más occidental y la más joven de este grupo.Esta pequeña isla ha saltado a los medios de comunicación porque desde mediados de julio su actividad sísmica comenzó a aumentar de forma inesperada, lo cual, teniendo en cuenta que se trata de una isla volcánica, podía constituir un aviso de una posible erupción volcánica. No obstante, se pensaba que la situación no era alarmante. Sin embargo, a finales de septiembre esta actividad sísmica comenzó a aumentar mucho y los focos de actividad sísmica se desplazaron hacia el sudeste. Se pensó entonces que los acontecimientos podían precipitarse.

El profesor McManus en el mirador de la peña, desde el que se contempla la zona del Golfo en la isla de El Hierro

Tengo que reconocer que siento una especial predilección por las islas Canarias porque constituyen un impresionante tesoro natural, con sorpresas casi inagotables diseminadas por todo el archipiélago. Su naturaleza volcánica determina buena parte de su espectacular belleza y son parte de su identidad, pero, ¿te has preguntado qué tipo de fenómenos explican la naturaleza volcánica de este conjunto de islas?

Probablemente ya sabes que la gran mayoría de los fenómenos volcánicos de la Tierra se producen en los límites entre las placas tectónicas. Sin embargo el caso de las Islas Canarias es diferente porque están alejadas de cualquiera de estos límtes. Por tanto, son un ejemplo muy interesante del denominado vulcanismo intraplaca. De hecho, no se sabe con seguridad cuál es la causa del vulcanismo que dio origen a estas islas y existen varias hipótesis para explicarlo. Ninguna de ellas concuerda plenamente con todos los datos que se tienen, así que no hay certeza sobre este tema.

Una de las principales teorías para explicar el vulcanismo de las Islas Canarias defiende que se trata de un punto caliente. Los puntos calientes son un fenómeno geológico sorprendente provocado por corrientes ascendentes que se generan en el límite entre el manto y el núcleo externo de la Tierra, nada menos que a unos 2900 km de profundidad. Esta corriente ascendente “perfora” desde abajo la listosfera terrestre, provocando la aparición de islas volcánicas. El punto caliente mantiene su posición mientras  la placa se puede ir desplazando, así que, al cabo de millones de años, el punto caliente puede comportarse como la aguja de una máquina de coser que perfora repetidamente la tela mientras ésta se desliza en una dirección determinada.

Por eso, los puntos calientes suelen originar conjuntos de islas que forman lineas paralelas a la dirección del movimiento de la placa. Además, las islas se disponen ordenadas por edad, de más antigua a más joven. Todo esto es exactamente lo que ocurre en las Islas Canarias: Lanzarote, la más oriental, es la más antigua, mientras que El Hierro, la más occidental, es la más joven. Sin embargo, hay un dato de la placa africana, en la que se sitúan las islas Canarias, que no concuerda con esta teoría y es que el movimiento calculado de esta placa en el periodo de formación de las isals canarias es muy inferior al que sería necesario para explicar la posición de las islas.

Otra hipótesis defiende que las Islas Canarias son consecuencia de una serie de fracturas en la litosfera que, debido a las fuerzas de compresión de la zona han provocado su elevación dando lugar a un conjunto de bloques levantados. La principal objeción a esta explicación es que este tipo de estructuras suele dificultar la salida de magma desde el interior y no al revés, como sería necesario para explicar la formación de las islas.

Para saber más detalles del origen volcánico de las Islas Canarias te recomiendo este interesante trabajo realizado por alumno/as de un Insituto del archipiélago.

Distribución de hipocentros de seismos producidos hasta el 12/10/2011. Los puntos rojos corresponden a los seismos más recientes. Haz click en la imagen para aumentar. (Fuente: http://www.ign.es).

Sea cual sea el origen de la naturaleza volcánica del archipiélago, el Hierro viene experimentado un incremento de actividad sísmica muy notable desde mediados julio. Desde el comienzo, este hecho despertó preocupación en expertos y autoridades, ya que este suceso es considerado un posible aviso de una erupción volcánica (aunque no siempre termina produciéndose).

Los hipocentros de esta serie de seismos en El Hierro se sitúan en su mayoría a profundidades que oscilan entre los 6 y 18 km de profundidad bajo la isla. No cabe ninguna duda de que se deben a movimientos y reajustes de masas de magma bajo la isla. Desde que se detectó este incremento de actividad,  el número de pequeños terremotos sufrió altibajos con semanas más activas y otras menos. La mayoría de los terremotos eran tan débiles que nisiquiera eran percibidos por los habitantes. Se consideraba que el riesgo de una erupción era aún remoto.

Energía acumulada liberada en los seismos del EL Hierro desde el 18/07/2011. (Fuente: Instituto Geográfico Nacional. http://www.ign.es). Haz click sobre la imagenpara aumentar

Sin embargo,  la situación comenzó a cambiar a partir del 28 de septiembre. La  cantidad total  de energía liberada en los seismos comenzó a aumentar de forma sorprendente (ver gráfica) y la magnitud media de los seismos se elevó. Además, la localización de los hipocentros comenzó a desplazarse hacia el sudeste con respecto a la localización de los seismos anteriores. Durante los días 1 a 7 de octubre se prodijeron más de 70 movimientos de que fueron sentidos por la población. Las autoridades ya habían decidido establecer el nivel amarillo de alerta que solicitaba a la población que esté atenta a la información ofrecida por las autoridades.

Pero el sábado se produjo un terremoto especialmente fuerte de magnitud 4,3. Los seismos empezaron a localizarse más superficialmente de lo que lo habían hecho hasta el momento. En la madrugada del lunes 10 de octubre, las autoridades creyeron tener pruebas de que se había producido una erupción submarina a menos de 5 km al sur de la isla. Aunque en un primer momento no todos los expertos estaban de acuerdo con la afirmación,  más tarde se localizaron dos puntos por donde se han producido emisiones de magma, aunque no suficiente para liberar toda  la presión magmática que se acumula bajo la isla.

En los días siguientes al comienzo de la erupción, los hipocentros de los seismos volvieron a situarse bajo la islas o en puntos muy cercanos, lo que hizo temer que podría producirse una nueva erupción cercana a la isla o en el sur de la misma. Por ello, el martes 11 de octubre las autoridades decidieron elevar a rojo el nivel de alerta por riesgo volcánico y se acordó la evacuación de la población de La Restinga, la más cercana a la zona “caliente”.

El foco volcánico principal, aún sumergido, se hizo visible desde la superficie debido al constante burbujeo de gases que llegan a la superficie y a la presencia de piroclastos (fragmentos rocosos de tamaño aprenciable) que flotaban humenates en la superficie de l mar debido a su baja densidad. Si quieres verlo, no te pierdas el siguiente video de esta zona cercana a la costa.  El nuevo volcán submarino en el Sur d ela isla ya ha sido denominado como 1803-02 (El 1803-01 es el Teneguía, en la isla de La Palma y el 1803-03 es el Teide, en Tenerife).

Tras el inicio del proceso eruptivo, la actividad sísmica  descendendió significativamente y se mantuvo así hasta finales de octubre. En un principio se pensó que la situación podía estar evolucionando hacia la estabilidad.

Distribución de hipocentros de seismos producidos desde el 23/10/11 hasta el 02/11/11 (Fuente: Instituto Geográfico Nacional. http://www.ign.es) Haz click sobre la imagen para aumentar

Sin embargo, tras este periodo de calma, a partir del día 30 de octubre, la actividad sísmica ha comenzado a aumentar de nuevo de forma muy significativa (observa la gráfica de energía sísmica acumulada). En esta ocasión los terremotos se están originando en una región diferente, al Norte de la isla. El lunes 31 de octubre el volcán del sur de la isla volvió a expulsar nuevas masas de magma y los niveles de emisión de CO2 volvieron a aumentar. El 2 de noviembre se ha detectatado el seísmo más intenso hasta el momento desde la erupción  de octubre, con una magnitud  4,3, situado en al norte de la isla. Todo esto ha hecho que muchos expertos consideren que es probable que se produzcan nuevos fenómenos eruptivos en puntos diferentes a los iniciales, sin embargo, nadie se atreve a aventurar nada concreto sobre la evolución de la situación porque, de hecho, diversas predicciones anteriores han fallado.

La información acumulada hasta ahora demuestra que, si bien es cierto que las erupciones volcánicas suelen estar acompañadas de señales que nos avisan con antelación, es difícil precisar con estos datos el momento, lugar e intensidad con el que producirán. Si quieres estar al dato de los datos geológicos que se registran continuamente en la isla de El Hierro te sugiero el siguiente enlace a una página del Instituto Geográfico Nacional, con mucha información interesante sobre estos hechos y si quieres seguir en directo la evolución de la crisis pincha en este enlace.

Por último te dejo un video espectacular en el que se aprecia la actividad volcánica desde el aire:

Terremoto en Lorca

(Actualizado el 04/04/2013)

El 11 de mayo de 2011, dos terremotos, uno de magnitud 4,5 y otro, posterior, 5,1, sacudieron la región de Murcia y más concretamente la ciudad de Lorca, causando varios muertos, heridos y numerosos daños a los edificios y al patrimonio monumental de la ciudad. Aquí tienes un resumen visual muy interesante sobre el suceso.

Por su magnitud, no se trataba de terremotos excepcionales. De hecho, ese mismo día, se registraron en el mundo 12 terremotos de magnitud igual o superior a 5.0 y se trata de una cifra bastante habitual. Para que te hagas una idea, en el último mes, el área de Honshu de Japón ha sufrido 28 terremotos de magnitud igual o superior al de Lorca.

Sin embargo, los terremotos de Lorca han tenido características especiales que han hecho que sus efectos sean especialmente severos: El punto de origen de los seismos (hipocentro) fue inusualmente superficial: 1 kilómetro de profundidad. Además, la cercanía a una zona de alta densidad de población ha hecho que sus efectos se hayan sentido con especial intensidad y nos han hecho recordar que el sureste de España (Murcia y Andalucía oriental) es una región con riesgo sísmico moderado. Dicho riesgo no llega a ser tan alto como el de otras zonas del Mediterráneo, como es el caso de Italia, Grecia o Turquía, pero sí el más alto de toda España.

Quizás te preguntes qué es lo que provoca esta actividad sísmica y probablemente sabes que tiene que ver con la cercanía de esta zona a un límite tectónico entre dos grandes placas de las que componen la litosfera: la placa euroasiática (de la que forma parte la península ibérica) y la placa africana. Pero la realidad es bastante más compleja y tiene que ver con la historia geológica de esta región de España.

Evolución geológica de la península ibérica durante la época del Mioceno (Fuente: http://www.regmurcia.com)

Si observas la imagen de la izquierda (te sugiero que amplíes la imagen), descubrirás que la península ibérica se formó a partir de un complejo rompecabezas de piezas de la litosfera separadas unas de otras por diferentes tipos de límites (especialmente transformantes y destructivos). Hace 175 millones de años, en el Jurásico, la península, como tal, aún no exisitía. De todos los fragmentos que la componen,  el sureste fue el último elemento en sumarse a la masa de la península. Fueron dos piezas (externa e interna) que al unirse al resto de la península dieron lugar al sistema bético. Como un recuerdo de ese pasado, esta región de España está surcada por un elevado número de fallas (fracturas), muchas de las cuales aún conservan importante actividad.

Las piezas de esta región continúan desplazándose lentamente unas con respecto a otras a lo largo  de alguna de estas fallas, provocando terremotos cuando el movimiento se produce de forma brusca. A este tipo de lineas de fractura se las llama fallas sismogénicas, por su capacidad de generar terremotos.

Falla de Alhama (en rojo), origen de los terremotos de Lorca (flecha amarilla). En rosado se señalan otras fallas de la zona (imagen elaborada sobre base de Google Maps)

En Murcia, por ejemplo existen varias  fallas sismogénicas. Una de las más activas, origen del terremoto de Lorca, es la falla de Alhama (también llamada de Lorca-Totana, porque pasa por estas poblaciones). Un deslizamiento horizontal brusco de un lado de la falla con respecto al otro fue la causa del seismo.

También existen fallas sismogénicas en las provincias orientales de Andalucía, especialmente Granada, que es la provincia con el riesgo sísmico más alto de toda España.

El 04 de abril de 2013 volvió a producirse un nuevo seísmo de magnitud 3,7 Mw en una región relativamente próxima . Su hipocentro se situó a 11 km de profundidad y, aunque no se han registrado daños, la alarma en la población fue lógica. Aunque el punto de localización no coincide con la falla de Alhama, sí puede estar relacionado con alguna otra de las numerosas fallas que surcan la región y que demuestra que sigue liberándose energía tectónica en esta zona. Puedes seguir la noticia en la web de rtve u obtener datos concretos a través del la página del instituto geográfico nacional.

Mapa de peligrosidad sísmica de España

Después de leer la noticia, estoy seguro de que podrás resolver dos cuestiones muy sencillas:

a) ¿Qué utilidad práctica en el presente puede tener estudiar la historia geológica de la formación de una región hace millones de años?

b) Con frecuencia, los expertos dicen que una falla que produce  deslizamientos muy pequeños continuamente es más “tranquilizadora” que otra en la se produzcan largos periodos sin observarse movimiento alguno ¿A qué crees que se debe esta afirmación?