La “empresa de reparto” más antigua

polinización de la bignonia rosada

¿Hay alguien ahí?. Después de tantos días sin nuevas noticias no sé si alguien estará esperando alguna. Por si acaso, allá va una  historia curiosa sobre cómo se las apañan los seres vivos para lograr su próposito principal: la reproducción.

Es una historia con dos protagonistas: la Bignonia rosada (Podranea ricasoliana) (una planta trepadora de grandes flores, muy común en jardines) y una abeja carpintera con aspecto de abejorro (Xylocopa sp.) (una abeja de gran tamaño que realiza túneles en la madera para depositar sus huevos).

Ya sabes que las plantas necesitan a toda costa hacer llegar los granos de polen (los gametos masculinos) hasta el gineceo o pistilo (el órgano reproductor femenino). La cosa parece muy fácil, porque, de hecho, muchas plantas (como es el caso de la Bignonia) tienen flores que poseen tanto estambres productores de polen como pistilos; pero aquí está el primer problema: la autofecundación de cada planta no funciona bien, es decir, es necesario hacer llegar el polen desde unas plantas a otras. Esto es lo que llamamos  polinización cruzada.

Muchas plantas han optado por el camino fácil para solucionar este problema: producir mucho polen y dejar que el viento se lo lleve, con la esperanza de que, al menos una pequeña parte, llegará por casualidad hasta otras plantas de su misma especie. Es la llamada polinización anemófila.

Pero otras plantas, como es el caso de la bignonia roasada, “han decidido” que es mejor conseguir un servicio de reparto eficiente para asegurar que la mayor parte de su preciado producto, el polen, llegará a su destino y no se malgastará por el camino. Naturalmente, esto exige un considerable esfuerzo de adaptación de la especie, porque el “vehículo de transporte”, es decir, la abeja carpintera, tiene que poder llegar hasta la carga, depositarla luego correctamente en su destino y, además, hay que “pagar” el servicio de alguna manera.

La bignonia rosada ha encontrado la solución perfecta a estos retos y tienes la oportunidad excepcional de verlo en el siguiente video que conseguí captar con mi cámara en un jardín cercano. Observa el video y … ¿serás capaz de contestar a las siguientes preguntas?


¿De qué manera consigue la bignonia que el servicio de transporte “abejorro” se acerque hasta ella?¿Cómo consigue exactamente que el abejorro recoja el polen eficazmente y lo deje con precisión en el estigma (extremo) del pistilo de otra flor? ¿Crees que otros insectos más pequeños serían igual de eficientes en esta tarea concreta?

17 thoughts on “La “empresa de reparto” más antigua

    • Te aseguro que me costó lo suyo convencer al abejorro para que posara ante la cámara haciendo su trabajo. Lo más sorprendente es lo perfectamente ajustadas que están la anatomía (forma) de la abeja carpintera y la de la flor de la bignonia. ¿Serías capaz de explicarlo?

  1. 1. El abejorro es atraido por el olor de la flor. 2.Una vez en la flor el abejorro, al verse rodeado de polen, empieza a comer. Mientras lo hace los granitos de polen se quedan adheridos a su cuerpo y al cambiarse de flor para seguir comiendo y deja algunos granitos de polen en la segunda flor, de la cual a su cuerpo se quedan adheridos otros granos de polen y así sucesivamente 3.Yo creo que sí pueden hacerla(mientras se alimenten de polen), pero el abejorro al ser más grande se lleva adherido más polen, por lo que es más eficiente.

    • Hola , María. Gracias por tu participación. Muchos insectos, en efecto, pueden comer polen o lo usan para alimentar a sus larvas (por ejemplo, las abejas), pero las plantas suelen emplear un fluido especialmente diseñado para “recompensar” a los insectos que le prestan el servicio de la polinización (ten en cuenta que los granos de polen deben llegar a otra planta para cumplir su función específica de gametos).¿Sabes cómo se llama ese líquido?
      Fíjate que para aumentar al máximo la eficiencia de la polinización no basta con que el insecto pase de una flor a otra. Además, el diseño de la flor (es decir, disposición de estambres y del pistilo, diámetro y profundidad de la flor, etc.) debe ajustarse perfectamente a las características de los insectos que la visitan. El proceso de polinización debe funcionar lo mejor posible tanto para llevarse polen como para dejarlo en el punto exacto de la otra flor ¿Puedes ver en este caso cuáles son esos detalles de diseño en la flor de la bignonia rosada?

    • Hola María. Enhorabuena por tu perseverancia.
      Con respecto a la cuestión de qué líquido usa la bignonia para conseguir que el abejorro se acerque, aquí tienes una buena “pista“.
      Con respecto a la segunda parte, fíjate en las dimensiones del espacio interno de la flor: ¿Qué pasaría si fuera mucho mayor? ¿y si el hueco fuera mucho más pequeño?
      Fíjate ahora en la disposición de los estambres ¿por qué están todas las anteras “pegadas” en la parte superior de la flor?
      Y ahora el pistilo: ¿por qué crees que el estilo y estigma de la flor están situados también en la parte superior de la flor? (Ten en cuenta que el abejorro no sabe volar boca abajo).
      Estoy seguro que con estas pistas, este problema ya no se te resiste…

  2. ¡¡¡¡Ah!!!! claro, el néctar, eso es lo que atrae a los insectos.
    Con respecto a las otras preguntas:
    -Si el hueco fuese más grande el abejorro no llegaría bien a las anteras.
    -Si fuese más pequeño, el abejorro no cabría.
    -Yo creo, que están “pegados” para que el abejorro, mientas toma el néctar, roce el polen y se quede adherido a su cuerpo.
    -Creo que están de esa manera para que cuando el abejorro”entre” los granos de polen se queden en el estigma.

    • ¡Ahora sí que sí! Está todo perfectamente respondido.
      Como ves, todos los detallles de la flor están relacionados con las características de su polinizador principal, como un traje hecho a medida. Esto significa que la forma de ambos seres vivos ha ido evolucionando conjuntamente a lo largo del tiempo conjuntamente, ajustándose uno a otro hasta que ambos han logrado optimizar sus objetivos: el abejorro, obtener la mayor cantidad posible de néctar y la bignonia, enviar y recibir la mayor cantidad posible de polen. A estos se le llama coevolución.

  3. Somos Pablo y María, te ponemos este comentario para que sepas que hemos leido y visto el video. Se ve perfectamente como el abejorro pasa el polen de flor en flor. El video esta muy bien hecho.
    1ª pregunta: No estamos muy seguros, pero quizás es por el color que tiene o el olor que desprende.
    2ª p. : la abeja se mete dentro de la flor entonces recoge el polen y lo deposita el otra flor frotándose las patas.
    3ª p.: Creemos que no, por que la abeja tiene el tamaño perfecto para entrar en la flor y coger el polen.

    • Muy bien por participar. En efecto, las dimensiones de la flor son muy importantes para que la polinización sea eficaz. Tened en cuenta que los insectos no tienen “especial interés” en polinizar la planta, así que esta debe disponerlo todo para que lo haga “sin darse cuenta” de la major manera. El ajuste entre el hueco de la flor y el insecto es muy importante, tal como habéis dicho, pero fijaros que también lo es la disposición exacta de estambres y pistilo. Las abejas, por ejemplo, tienen unos pelos en las patas traseras que forman cestillos que recogen el polen de la flor. Sin embargo, en este caso, es otra parte del insecto la que sirve para transportar la mayor parte del polen. ¿Os habéis fijado bien?

      • hola manu,un video muy bueno en efecto te habra costado grabarlo.
        Creo que la parte del insecto que sirve para transportar la gran parte del polen es la barriga y los laterales donde se ven muchos filamentos que supongo que ayudaran a que el polen de adhiera mejor.
        ¿Es correcto?
        saludos.

  4. Hola de nuevo,me gustaria consultarte algo
    en los comentarios anteriores le dices a maria que la flor utiliza el nectar para atraer a la abeja,mi pregunta es:
    ¿De donde proviene el nectar?¿es componente de la sabia o algo asi?

    • En efecto, el néctar es un fluido en el que la concentracón de azúcares es especialmente alta, con el fin de que resulte de interés como fuente de alimento a los insectos o pequeñas aves que deben actuar como polinizadores.

  5. Pingback: Polinización: el espectáculo de la Naturaleza | Naturalmente, Ciencias

  6. Pingback: Esfinge colibrí (Macroglossum stellatarum) en acción | Naturalmente, Ciencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s