Erupción volcánica en El Hierro

(Actualización 02/11/2011) El Hierro es la más pequeña de las islas principales que forman el archipiélago de las Islas Canarias. También es la isla más occidental y la más joven de este grupo.Esta pequeña isla ha saltado a los medios de comunicación porque desde mediados de julio su actividad sísmica comenzó a aumentar de forma inesperada, lo cual, teniendo en cuenta que se trata de una isla volcánica, podía constituir un aviso de una posible erupción volcánica. No obstante, se pensaba que la situación no era alarmante. Sin embargo, a finales de septiembre esta actividad sísmica comenzó a aumentar mucho y los focos de actividad sísmica se desplazaron hacia el sudeste. Se pensó entonces que los acontecimientos podían precipitarse.

El profesor McManus en el mirador de la peña, desde el que se contempla la zona del Golfo en la isla de El Hierro

Tengo que reconocer que siento una especial predilección por las islas Canarias porque constituyen un impresionante tesoro natural, con sorpresas casi inagotables diseminadas por todo el archipiélago. Su naturaleza volcánica determina buena parte de su espectacular belleza y son parte de su identidad, pero, ¿te has preguntado qué tipo de fenómenos explican la naturaleza volcánica de este conjunto de islas?

Probablemente ya sabes que la gran mayoría de los fenómenos volcánicos de la Tierra se producen en los límites entre las placas tectónicas. Sin embargo el caso de las Islas Canarias es diferente porque están alejadas de cualquiera de estos límtes. Por tanto, son un ejemplo muy interesante del denominado vulcanismo intraplaca. De hecho, no se sabe con seguridad cuál es la causa del vulcanismo que dio origen a estas islas y existen varias hipótesis para explicarlo. Ninguna de ellas concuerda plenamente con todos los datos que se tienen, así que no hay certeza sobre este tema.

Una de las principales teorías para explicar el vulcanismo de las Islas Canarias defiende que se trata de un punto caliente. Los puntos calientes son un fenómeno geológico sorprendente provocado por corrientes ascendentes que se generan en el límite entre el manto y el núcleo externo de la Tierra, nada menos que a unos 2900 km de profundidad. Esta corriente ascendente “perfora” desde abajo la listosfera terrestre, provocando la aparición de islas volcánicas. El punto caliente mantiene su posición mientras  la placa se puede ir desplazando, así que, al cabo de millones de años, el punto caliente puede comportarse como la aguja de una máquina de coser que perfora repetidamente la tela mientras ésta se desliza en una dirección determinada.

Por eso, los puntos calientes suelen originar conjuntos de islas que forman lineas paralelas a la dirección del movimiento de la placa. Además, las islas se disponen ordenadas por edad, de más antigua a más joven. Todo esto es exactamente lo que ocurre en las Islas Canarias: Lanzarote, la más oriental, es la más antigua, mientras que El Hierro, la más occidental, es la más joven. Sin embargo, hay un dato de la placa africana, en la que se sitúan las islas Canarias, que no concuerda con esta teoría y es que el movimiento calculado de esta placa en el periodo de formación de las isals canarias es muy inferior al que sería necesario para explicar la posición de las islas.

Otra hipótesis defiende que las Islas Canarias son consecuencia de una serie de fracturas en la litosfera que, debido a las fuerzas de compresión de la zona han provocado su elevación dando lugar a un conjunto de bloques levantados. La principal objeción a esta explicación es que este tipo de estructuras suele dificultar la salida de magma desde el interior y no al revés, como sería necesario para explicar la formación de las islas.

Para saber más detalles del origen volcánico de las Islas Canarias te recomiendo este interesante trabajo realizado por alumno/as de un Insituto del archipiélago.

Distribución de hipocentros de seismos producidos hasta el 12/10/2011. Los puntos rojos corresponden a los seismos más recientes. Haz click en la imagen para aumentar. (Fuente: http://www.ign.es).

Sea cual sea el origen de la naturaleza volcánica del archipiélago, el Hierro viene experimentado un incremento de actividad sísmica muy notable desde mediados julio. Desde el comienzo, este hecho despertó preocupación en expertos y autoridades, ya que este suceso es considerado un posible aviso de una erupción volcánica (aunque no siempre termina produciéndose).

Los hipocentros de esta serie de seismos en El Hierro se sitúan en su mayoría a profundidades que oscilan entre los 6 y 18 km de profundidad bajo la isla. No cabe ninguna duda de que se deben a movimientos y reajustes de masas de magma bajo la isla. Desde que se detectó este incremento de actividad,  el número de pequeños terremotos sufrió altibajos con semanas más activas y otras menos. La mayoría de los terremotos eran tan débiles que nisiquiera eran percibidos por los habitantes. Se consideraba que el riesgo de una erupción era aún remoto.

Energía acumulada liberada en los seismos del EL Hierro desde el 18/07/2011. (Fuente: Instituto Geográfico Nacional. http://www.ign.es). Haz click sobre la imagenpara aumentar

Sin embargo,  la situación comenzó a cambiar a partir del 28 de septiembre. La  cantidad total  de energía liberada en los seismos comenzó a aumentar de forma sorprendente (ver gráfica) y la magnitud media de los seismos se elevó. Además, la localización de los hipocentros comenzó a desplazarse hacia el sudeste con respecto a la localización de los seismos anteriores. Durante los días 1 a 7 de octubre se prodijeron más de 70 movimientos de que fueron sentidos por la población. Las autoridades ya habían decidido establecer el nivel amarillo de alerta que solicitaba a la población que esté atenta a la información ofrecida por las autoridades.

Pero el sábado se produjo un terremoto especialmente fuerte de magnitud 4,3. Los seismos empezaron a localizarse más superficialmente de lo que lo habían hecho hasta el momento. En la madrugada del lunes 10 de octubre, las autoridades creyeron tener pruebas de que se había producido una erupción submarina a menos de 5 km al sur de la isla. Aunque en un primer momento no todos los expertos estaban de acuerdo con la afirmación,  más tarde se localizaron dos puntos por donde se han producido emisiones de magma, aunque no suficiente para liberar toda  la presión magmática que se acumula bajo la isla.

En los días siguientes al comienzo de la erupción, los hipocentros de los seismos volvieron a situarse bajo la islas o en puntos muy cercanos, lo que hizo temer que podría producirse una nueva erupción cercana a la isla o en el sur de la misma. Por ello, el martes 11 de octubre las autoridades decidieron elevar a rojo el nivel de alerta por riesgo volcánico y se acordó la evacuación de la población de La Restinga, la más cercana a la zona “caliente”.

El foco volcánico principal, aún sumergido, se hizo visible desde la superficie debido al constante burbujeo de gases que llegan a la superficie y a la presencia de piroclastos (fragmentos rocosos de tamaño aprenciable) que flotaban humenates en la superficie de l mar debido a su baja densidad. Si quieres verlo, no te pierdas el siguiente video de esta zona cercana a la costa.  El nuevo volcán submarino en el Sur d ela isla ya ha sido denominado como 1803-02 (El 1803-01 es el Teneguía, en la isla de La Palma y el 1803-03 es el Teide, en Tenerife).

Tras el inicio del proceso eruptivo, la actividad sísmica  descendendió significativamente y se mantuvo así hasta finales de octubre. En un principio se pensó que la situación podía estar evolucionando hacia la estabilidad.

Distribución de hipocentros de seismos producidos desde el 23/10/11 hasta el 02/11/11 (Fuente: Instituto Geográfico Nacional. http://www.ign.es) Haz click sobre la imagen para aumentar

Sin embargo, tras este periodo de calma, a partir del día 30 de octubre, la actividad sísmica ha comenzado a aumentar de nuevo de forma muy significativa (observa la gráfica de energía sísmica acumulada). En esta ocasión los terremotos se están originando en una región diferente, al Norte de la isla. El lunes 31 de octubre el volcán del sur de la isla volvió a expulsar nuevas masas de magma y los niveles de emisión de CO2 volvieron a aumentar. El 2 de noviembre se ha detectatado el seísmo más intenso hasta el momento desde la erupción  de octubre, con una magnitud  4,3, situado en al norte de la isla. Todo esto ha hecho que muchos expertos consideren que es probable que se produzcan nuevos fenómenos eruptivos en puntos diferentes a los iniciales, sin embargo, nadie se atreve a aventurar nada concreto sobre la evolución de la situación porque, de hecho, diversas predicciones anteriores han fallado.

La información acumulada hasta ahora demuestra que, si bien es cierto que las erupciones volcánicas suelen estar acompañadas de señales que nos avisan con antelación, es difícil precisar con estos datos el momento, lugar e intensidad con el que producirán. Si quieres estar al dato de los datos geológicos que se registran continuamente en la isla de El Hierro te sugiero el siguiente enlace a una página del Instituto Geográfico Nacional, con mucha información interesante sobre estos hechos y si quieres seguir en directo la evolución de la crisis pincha en este enlace.

Por último te dejo un video espectacular en el que se aprecia la actividad volcánica desde el aire: